12 de julio de 2024
DOLAR: $17.83
Search
Close this search box.
12 de julio de 2024 | Dolar:$17.83

Departamento de Justicia quiere hacer a un lado a los jueces para deportar a más migrantes

El Departamento de Justicia se mueve para politizar aún más el sistema judicial de inmigración
Trump impuso una nueva regla que otorga al director de la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración el poder de juzgar casos y apelaciones que "no pueden completarse de manera oportuna".

El Departamento de Justicia (DOJ) impuso una nueva regla que concede al titular de la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración (EOIR) discrecionalidad para de juzgar casos migratorios con cierto grado de atraso, algo que corresponde exclusivamente a los jueces.

EOIR es la la dependencia encargada de supervisar el sistema de tribunales migratorios y el funcionario a cargo es James McHenry, con la nueva norma él podrá emitir fallos si no se resuelven las apelaciones en un plazo de 90 días para los detenidos y 180 días los no detenidos.

Al respecto, Immigration Impact advirtió que la norma Propuesta por el Departamento de Justicia convierte al sistema judicial de inmigración en una agencia de aplicación de la ley.

El Departamento de Justicia (DOJ) le está dando el poder discrecional a un alto funcionario para decidir sobre los casos de migración, mientras la administración Trump trata de ejercer más influencia sobre las cortes de inmigración.

Esta regla plantea diversas preocupaciones sobre el hecho de que una persona política designada juzgue los casos migratorios, lo que esencialmente le permite al director dar forma a la jurisprudencia.

Sólo los jueces de inmigración tienen permitido juzgar casos

Actualmente, solo los jueces de inmigración, la Junta de Apelaciones de Inmigración y el fiscal general tienen permitido juzgar casos. El sistema de tribunales de inmigración se encuentra dentro del DOJ, la misma agencia del poder ejecutivo responsable de enjuiciar a los migrantes en los tribunales federales.

Este verano, la Asociación Nacional de Jueces de Inmigración (NAIJ), la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA), enviaron una carta al Congreso, solicitando un sistema judicial de inmigración independiente.

La nueva regla interina ha recibido críticas inmediatas, pues NAIJ emitió una declaración en respuesta, llamando al anuncio: “Un intento sin precedentes de extralimitación de la agencia para desmantelar el Tribunal de Inmigración”.

Alegando que la “acción del DOJ pone fin a cualquier transparencia y garantía de toma de decisiones independiente sobre casos individuales”.

La regla también formaliza la creación de la Oficina de Políticas, que se encuentra dentro de EOIR y que ha estado en funcionamiento desde 2017 .

Tal vez te interese:  Los 7 puntos clave para no convertirse en Carga Pública

No es la primera vez que Trump apunta al sistema de tribunales de inmigración

Muchas de las políticas más problemáticas emitidas por EOIR durante el año pasado, incluidas las iniciativas para acelerar las deportaciones y debilitar las protecciones del debido proceso, se han originado en esta Oficina de Políticas.

La oficina no ha respondido en gran medida a las partes interesadas que buscan aclaraciones o información básica sobre nuevas políticas.

No es la primera vez que la administración Trump apunta al sistema de tribunales de inmigración.

A principios de agosto, Trump decidió descertificar al Sindicato de Jueces de Inmigración (el representante de negociación colectiva de 40 años de los jueces de inmigración en EU).

El Comité Judicial de la Cámara emitió una declaración contundente en respuesta y dijo que, “la administración Trump ha tomado medidas sin precedentes para despojar a los jueces de inmigración de la independencia judicial al limitar su capacidad de administrar sus expedientes y tomar decisiones discrecionales informadas”.

El comité se comprometió a celebrar audiencias en los próximos meses para explorar el estado actual del sistema de tribunales de inmigración y la posibilidad de legislación para crear un tribunal de inmigración independiente.

La nueva regla tiene implicaciones preocupantes para el futuro del sistema de tribunales de inmigración y la erosión del debido proceso para los miles de migrantes cuyas vidas están ahora en manos del director de EOIR.

Con información de agencias

Notas relacionadas