Abren “Cerro Las Ventanas”, el nuevo sitio arqueológico en Zacatecas

En la zona se han encontrado entierros, zonas ceremoniales, objetos de molienda, metales ápodos, cerámica doméstica y una pirámide.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El día de hoy, abre al público el sitio arqueológico de Cerro Las Ventanas en Zacatecas, según anunció el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el cual es considerado uno de los desarrollos culturales más grandes del país.

Las Ventanas es un centro ceremonial que solía pertenecer a la cultura caxcana y cuenta con una pirámide monumental, una cancha de juego de pelota y una casa construida en un acantilado.

Las Ventanas se encuentra ubicada en el municipio de Juchipila y se convertirá un nuevo arqueológico abierto al público en Zacatecas, gracias al proyecto integral de investigación y conservación impulsado por la Secretaría de Cultura y el INAH.

En la zona se han encontrado entierros, zonas ceremoniales, objetos de molienda, metales ápodos, cerámica doméstica y una pirámide.

Los “caxcanes” fueron un grupo prehispánico que enfrentaron a los españoles.

El sitio comprende alrededor de 150 hectáreas en las que 48 tienen las estructuras mayores que constituyen la zona cívico-ceremonial.

Puedes visitar “El Cerro de las Ventanas” en El Remolino, Juchipila, Zacatecas.

“Este edificio se encuentra en un abrigo rocoso en el acantilado a unos 40 metros debajo de la cima que ve hacia el valle, adaptando el contorno del muro de la fachada al contorno del espacio que forma el mismo abrigo”, escribió el INAH a través de su página de internet.

Tal vez te interese:  Develan Placa Conmemorativa de las Comunidades Extranjeras en Zacatecas

El cerro en el cual se levanta imponente en el extremo sur del cañón, recibe su nombre de un vestigio prehispánico adaptado a un abrigo rocoso (de 12 metros de largo y 3.5 m de alto) localizado en la peña más alta del mismo: un muro de piedra con recubrimiento de barro y algunos orificios o vanos que, a la lejanía, dan la apariencia de “ventanas”; asimismo, como decoración, tiene franjas alternadas de dos colores.

Durante los trabajos de rescate para la construcción del Centro de Atención al Visitante (CAV), en las partes bajas de la elevación se recuperaron varios enterramientos humanos de diferentes épocas, con ajuares y ofrendas compuestos por pulseras de concha marina, vasijas, figurillas de barro y, en los casos más tardíos, ornamentos de cobre.