Sentencian a dueño de un matadero que explotaba a sus trabajadores migrantes

Foto: Especial
James Brantley de 62 años, evadió alrededor de 2.5 millones en impuestos sobre la nómina al contratar migrantes sin documentos y pagarles en efectivo por 20 años
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

James Brantey, dueño de Southeastern Provision, una empacadora de carne en Tennessee fue sentenciado a prisión debido a que fueron encontrados alrededor de 100 migrantes que trabajaban de forma ilegal y en malas condiciones.

De acuerdo con The Associated Press, el hombre fue sentenciado a 18 meses en prisión y tres años de libertad condicional al salir de prisión, después de que evadiera impuestos y diera inició a una de las más grandes redadas migratorias.

James Brantley de 62 años, evadió alrededor de 2.5 millones en impuestos sobre la nómina al contratar migrantes sin documentos y pagarles en efectivo por 20 años. Brantley se declaro culpable en abril por evasión fiscal, fraude y de emplear a migrantes que estaban ilegalmente en el país.

De igual manera, fue multado por 41.775 dólares al hacer que sus empleados trabajaran en condiciones peligrosas, insalubres, con jornadas de más de 8 horas diarias y por un sueldo de 10 dólares por hora, donde mataban reses, despellejaban, y empacaban la carne.

El departamento de Trabajo lo demandó por robar salarios y horas extras a 151 trabajadores, en su mayoría eran mexicanos y guatemaltecos.

Tal vez te interese:  Personas con visas de visitantes son víctimas de trata y explotación laboral en EU

Por su parte Brantley insistió en la audiencia que nunca maltrato a nadie “nunca los trate como empleados, si no como amigos”, dijo al juez.

Los defensores de derechos de los migrantes hicieron comentarios al respecto:

“Es importante que responsabilicemos a empleadores como Brantley. Nuestro gobierno debería centrarse en hacer cumplir los derechos laborales que protegen a todos los trabajadores en este país: los derechos a un lugar de trabajo seguro, libre de robos de salarios y discriminación. Pero en lugar de centrar la aplicación en el empleador, ICE tomó la decisión de involucrarse más forma agresiva y violenta de imposición que podría tomar en este lugar de trabajo”, dijo Stephanie Teatro, codirectora de la Coalición de Derechos de Inmigrantes y Refugiados de Tennessee.

Con información de agencias.