Trabajadores H-2B demandan al Departamento de Trabajo de EU sobre sueldos

Foto: Especial
Esta demanda es importante porque podría afectar a miles de trabajadores H-2B cuyos sueldos no fueron pagados adecuadamente en el 2013
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Jorge, Joel, Hector, Leonardo e Hilario son un grupo de trabajadores con visa H-2B que esperan una resolución a una larga lucha sobre los sueldos que se les deben a ellos y a miles de otros trabajadores, informó el Centro de los Derechos del Migrante (CDM).

Los cinco trabajadores son representados por el CDM y Public Citizen Litigation Group (el Grupo de Litigio del Ciudadano Público) en su demanda contra el Departamento de Trabajo de EU (DOL) y secretario de Trabajo, Alexander Acosta.

La lucha sobre los sueldos H-2B empezó hace diez años, cuando una coalición de trabajadores H-2B-representada por el CDM y aliados ganó una decisión jurídica invalidando las regulaciones que permitían a los empleadores H-2B pagar sueldos ilegalmente bajos.

Después de que la corte llegó a una decisión a favor de los y las trabajadores en el 2013, el DOL emitió nuevas regulaciones e informó a los empleadores H-2B que necesitaban pagar un sueldo más alto.

Pero antes de pagar los sueldos, miles de empleadores apelaron la decisión del DOL. Esas apelaciones han quedado pendientes durante seis años, sin resolverse.  

Tal vez te interese:  Cómo denunciar un caso de fraude con visas laborales

Ahora, Jorge, Joel, Hector, Leonardo e Hilario-ex trabajadores en las industrias de las ferias itinerantes y jardinería-están tomando acciones para terminar con la inacción del DOL y asegurar que todos los y las trabajadores H-2B reciban los sueldos que se les deben.

La visa H-2B permite a extranjeros realizar trabajos no agrícolas en EEUU en industrias como la jardinería, hostelería y la pizca de mariscos.

Jorge Palafox, un líder del Comité de Defensa del Migrante del CDM, es uno de los demandantes en el caso. En el 2013, Palafox trabajó con una visa H-2B para una empresa en California que vendía comida en ferias itinerantes. En sus palabras, “Este caso podría afectar a miles de trabajadores como yo que no recibieron los sueldos que se les deberían de haber pagado.

Es mucho dinero para nosotros. Esos sueldos no sólo son importantes para nosotros los y las trabajadores. Pertenecen a nuestras familias. A fin de cuentas, este caso se trata de ellos. Es por ellos que vamos a trabajar a los Estados Unidos.”

Justicia retrasada es justicia negada. Es hora de que el DOL les diga a los empleadores H-2B que paguen los salarios que exige la ley. No descansaremos hasta que se respeten los derechos de Jorge, Joel, Héctor, Leonardo y Hilario, y de todos los y las trabajadores migrantes.

Puedes leer la queja dando clic aquí.