Frenan con operativo a caravana de mil 200 migrantes

El presidente Andrés Manuel López Obrador descartó que la detención de migrantes haya sido por quedar bien con el gobierno estadounidense.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Autoridades mexicanas frenaron, este miércoles, el avance de mil 200 migrantes centroamericanos que ingresaron a través de la frontera sur desde Guatemala, entre empujones y jalones fueron detenidos, y algunos fueron llevados a la Estación Migratoria Siglo XXI.

En la comunidad de Metapa de Domínguez, en Chiapas a unos 12 kilómetros de la frontera con Guatemala, agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) realizaron un operativo para detener el avance de la nueva caravana que ingresó este miércoles a territorio mexicano. 

Con escudos antimotines, los militares y policías bloquearon el paso de los migrantes, generando momentos de tensión cuando los centroamericanos protestaron. Algunos de ellos fueron detenidos.

Según la declaración de los grupos defensores de los derechos humanos, más de un centenar de policías y militares, los cuales pertenecen a la Guardia Nacional, se desplegaron en la carretera de la Ciudad Hidalgo, Tapachula para detener el avance de los migrantes.

La organización Pueblo sin Fronteras, la cual brinda protección a caravanas de migrantes, denunció que uno de sus líderes, Irineo Mújica, fue detenido la tarde de este miércoles en el estado de Sonora. También denunció que  Cristóbal Sánchez, otro defensor de los derechos humanos, fue detenido cuando salía de su casa en un sector sur de Ciudad de México.

¿Qué dice el INM sobre la detención?

El INM informó a través de un comunicado que aproximadamente a las 07:00 horas, un grupo de alrededor de 300 migrantes que ingresó a México por el puente fronterizo Rodolfo Robles de la ciudad de Hidalgo, Chiapas.

El grupo migrante, informó el instituto, no atendió a las indicaciones del personal del para para que su ingreso fuera de manera regular, ordenada y segura.

Además informó que con el apoyo de la Guardia Nacional y la Policía Federal se realizó la revisión de la condición migratoria de forma pacifica de los integrantes de la caravana que transitó por la carretera de la Ciudad de Hidalgo, Tapachula.

En el comunicado se aseguró que la revisión se realizó de manera pacífica y ordenada.

El INM informó que las autoridades migratorias dialogaron con el contingente y que los migrantes accedieron a ser trasladados a la Estación Migratoria Siglo XXI, en Tapachula, Chiapas, en donde se realizará el retorno asistido a sus países de origen.

Tal vez te interese:  Nueva caravana centroamericana ingresa a México; son mil 200 migrantes

Realizan operativo contra el crimen organizado durante el ingreso de la caravana

Por otra parte, el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas, dijo que el operativo que se implementó en la frontera sur, no fue para frenar a la caravana migrante.

Mencionó, que se trató de un operativo para frenar el tráfico de drogas y personas. Esto ante la diversificación de migrantes.

“No sólo se han diversificado y fortalecido las mafias del tráfico de personas a nivel internacional sino que también han fijado como un objetivo de tránsito a México. Y de ahí el incremento tan significativo, por eso estamos combatiendo a los grupos delictivos que se dedican al tráfico y a la trata de personas, que es los que se está haciendo, la labor de investigación y seguimiento, porque mucho de este incremento tiene que ver con las nuevas rutas que no necesariamente es la frontera sur para poder contener a los grupos delictivos no a los migrantes”, dijo Encinas.

El secretario señaló que el incremento migratorio se trata de un fenómeno social que llegó para quedarse, pero que debe de atenderse con soluciones integrales y de fondo.

Imágenes captadas por Reuters mostraron el descontento de los migrantes que, en algunos casos, fueron obligados a detener su camino y subir a autobuses para ser llevados a la estación migratoria Siglo XXI.

Algunos que intentaron resistirse terminaron con heridas, dijeron algunos testigos de Reuters.

“No venimos a pedir papeles (documentos), no queremos pararnos en tu país (…) no estamos molestando a nadie, déjanos pasar libremente”, gritó, molesto, un migrante centroamericano a agentes migratorios que les pedían subir a los autobuses.

Por otra parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador descartó que la detención de migrantes haya sido por quedar bien con el gobierno estadounidense.

“No sé si hay orden de aprehensión, pero tengo información que fueron detenidos y están en la fiscalía, pero sí quiero dejar en claro que nosotros no actuamos por consigna ni perjudicamos a nadie por quedar bien con un gobierno extranjero”, dijo.

Agregó que se deben aplicar las leyes mexicanas para evitar la migración ilegal respetando los derechos humanos.

Con información de agencias.