PERSPECTIVAS | La economía ya se detuvo y viene la recesión PERSPECTIVAS | La economía ya se detuvo y viene la recesión
  Los Angeles CA  
  
 
contacto: +52 55 5211 5814
REDES
PERSPECTIVAS | La economía ya se detuvo y viene la recesión
Luis Enrique Mercado | 3 junio, 2019
DEFICIT_COMERCIAL
PERSPECTIVAS | La economía ya se detuvo y viene la recesión

Los datos nos dicen es que la economía ya se detuvo y que lo más seguro es que en abril y mayo muestre números rojos

El episodio comercial con Estados Unidos solo agravará una situación que ya existe: la economía mexicana ya está parada, no crecerá más allá del uno por ciento este año y es muy posible que caiga en recesión.

En el primer trimestre del año, en términos anualizados, la economía creció solo 0.1%; es decir, nada; en marzo el dato fue negativo, menos 0.6% y no hay nada que indique que las cosas cambiaron; más aún, se mantuvieron las políticas y estrategias que nos han conducido a una economía parada.

Hay sectores completos, como la industria, que ya están en recesión. Ya en octubre del año pasado el sector industrial estuvo en ceros; luego, en noviembre, menos 0.8; en diciembre, menos 2.4; en enero, menos 1.2 y así ha continuado.

El peor sector, entre los componentes de la industria, ha sido la construcción, con caídas de 2.5% en noviembre, 3.5% en diciembre; una ligera reacción en enero para volver a caer 1.9% en febrero y un batacazo de 5.8% en marzo.

Lo únicos que todos estos datos nos dicen es que la economía ya se detuvo y que lo más seguro es que en abril y mayo muestre números rojos. 

Tal vez te interese:  PERSPECTIVAS | El autoengaño presidencial

Y la verdad es que no es un problema de sexenios anteriores, sino que es resultado, todo completo, de la forma como en este sexenio se manejan las cosas económicas; en especial, el descuido con el manejo de las expectativas y con la confianza de los inversionistas sumado a decisiones como la cancelación del NAIM, con la que la economía empezó a marchitarse y luego, con las manipulaciones a reformas importantes del sexenio pasado, como la energética y la educativa.

El problema ya existe, no se ven intenciones de resolverlo y la disputa comercial con Estados Unidos solo agrava la situación.

Si Estados Unidos no rectifica su decisión de imponer aranceles a todas las importaciones de México será tanto como desconocer el T-MEC y eso afectará la evolución de las dos economías, pero en especial la de México.

El efecto principal ya lo vimos. La paridad peso dólar que ha sido el factor de ajuste de la economía mexicana desde 1995 operó y el peso se depreció; lo hará aún más en la medida que la amenaza de aranceles se convierta en una realidad y eso presionará los precios internos, aumentará la desconfianza que ya existe y disminuirán las inversiones. El resultado, una economía en recesión, este mismo año.

Las respuestas a una agresión de esa naturaleza no se ven eficaces. Acusar a Estados Unidos ante la Organización Mundial de Comercio sirve de poco, ya que Estados Unidos no respeta  a los organismos multilaterales; responder con impuestos a productos de Estados Unidos, compensa la ofensa, pero no resuelve el problema. Las guerras comerciales afectan siempre a los dos países.

Por lo pronto, por razones internas y por un ambiente internacional adverso, las cosas no pintan nada bien.

Mientras eso sucede, nos va a ir mal.

Hasta el próximo lunes y, mientras, no deje de seguirme en mi página de FB, Perspectivas de Luis Enrique Mercado y en mi cuenta de twitter @jerezano52

Comentarios

comentarios