OPINIÓN | Mamá a distancia, la realidad de la separación familiar | Conexión Migrante OPINIÓN | Mamá a distancia, la realidad de la separación familiar | Conexión Migrante
  Los Angeles CA  
  
 
contacto: +52 55 5211 5814
REDES
OPINIÓN | Mamá a distancia, la realidad de la separación familiar
Conexión Migrante | 10 mayo, 2019
Mamá a distancia, la realidad de la separación familiar

Imagen de Vânia Raposo en Pixabay

“La maternidad y el ejercicio de esta no debe ser un privilegio de unos cuantos sino un derecho de todas las personas”

La separación familiar a causa de la deportación es un tema poco hablado y demasiado olvidado, la mayoría de las personas e incluso el mismo gobierno asume que las personas deportadas por el hecho de regresar a su país está todo arreglado y no tienen ningún problema.

¿Cuál es el problema? -Si son mexicanos- preguntan muchas veces.

Pero la realidad es que alrededor de nuestras historias se tejen distintas problemáticas entre ellas la separación familiar.

Yo viví casi 16 años en la ciudad de Chicago y mis dos hijos ahora ya adolescentes siguen viviendo allá del otro lado del muro. Este año se cumplen ya 3 años de mi deportación y uno de los principales retos aparte de las dificultades de acceso a documentos de identidad, trabajo, salud, vivienda; definitivamente ha sido como poder ejercer “mi derecho a la maternidad” ya que soy una mamá a distancia.

Es difícil saber que estas privado de la posibilidad de abrazar, besar y acompañar a un hijo en cada momento de su vida.

¿Pero ellos pueden venir o te los puedes traer a vivir aquí, no? – Me han cuestionado mucha gente-

Pregunta que refleja el poco entendimiento del tema y me atrevo a decir la poca empatía también, ya que en primera, la persona deportada tendría que resolver su situación personal aquí en México y segundo, ¿cómo un padre o madre podría decidir quitarles a los hijos su derecho a estar en un país que en este momento ofrece mejores condiciones de vida?

Hablar de la separación familiar a causa de un estatus migratorio, creo yo, es hablar de una terrible violación a los derechos humanos, madres, padres separados de sus familias con castigos que van desde los 3, 5,10, 20 años o incluso de por vida para no poder regresar a sus hogares, niñas, niños y adolescentes violentados en su derecho de crecer y convivir día a día con sus padres y madres.

Sin duda esto es un problema de injustas leyes migratorias, pero a mi parecer también es un problema que tiene que ver con lo mal que estamos como sociedad, existe una deshumanización hacia un sector de la población que desafortunadamente no tiene los mismos privilegios que otros, es un problema que antes de querer solucionarlo con leyes migratorias justas – que de seguro deberían existir- deberíamos empezar a resolverlo individualmente, desde nuestros corazones , solo así actuando desde el corazón y no con la razón, en términos de justicia y no de legalidad, como sociedad tendremos la capacidad de elegir mejores líderes políticos y dejaremos de juzgar a aquellos menos afortunados que su único “mal llamado delito” fue ir en busca de mejores oportunidades, solo así podremos considerarnos de nuevo humanos.

“La maternidad y el ejercicio de esta no debe ser un privilegio de unos cuantos sino un derecho de todas las personas”

“Las familias no deben ser separadas y mucho menos criminalizadas y castigadas imponiéndoles codenas inhumanas”

En DUL tenemos la firme convicción de seguir luchando porque esto cambie, porque consideramos que:

“Ningún ser humano es ilegal y cada persona tiene derecho a estar donde su corazón está “

Tal vez te interese:  Eres de Jalisco, Chiapas, Puebla o Oaxaca, la Fundación Jalisco USA te ayuda a reunirte con tus padres

Para muchas mujeres hoy no es un día de celebración , es un día más de el cumplimiento de una condena injusta que nos ha impuesto el peor de los castigos: separarnos de nuestros hijos.

Hoy es un día más de lucha para que las cosas cambien.

Un abrazo solidario a todas esas madres que como yo están separadas de sus hijos.

-Ana Laura López.

Comentarios

comentarios