Migrantes no dejan Honduras por una vida mejor, lo hacen por sobrevivir: UNICEF

“No migramos para tener una vida mejor, migramos para sobrevivir”,dijo una una joven hondureña a Fore en la ciudad de Paujiles.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Honduras es un país donde cada día muere un niño menor de 18 años de forma violenta. “Para un país que no está en guerra, esta cifra es abrumadora”, declaró Henrietta Fore, directora del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Tras visitar Honduras, la UNICEF pudo escuchar testimonios de primera mano de lo que viven los ciudadanos; una combinación de la violencia, pobreza y falta de oportunidades de educación, lo cual provoca que miles de niños y sus familias huyan del país.

La violencia del país ha provocado que el sueño americano quede atrás; en palabras de una joven hondureña a la UNICEF: “No migramos para tener una vida mejor, migramos para sobrevivir”, este es el motivo que hace a las personas tomar rutas migratorias muy peligrosas.

Cada día muere una persona menor de 18 años a manos de la violencia, más de medio millón de niños no asisten a la escuela secundaria; a esto se suma la violencia ejercida por las maras.

“Para un país que no está en guerra, esta cifra es abrumadora”, afirmó la directora de UNICEF.

El alto indice de criminalidad en contra de los hondureños  en su propio país esta afectando generaciones y familias completas que su única alternativa que tienen en este momento para no perecer, o para tratar de mejorar su situación económica, es migrar.

La crisis migratoria en Honduras nace de la mezcla entre falta de oportunidades de educación, pobreza y violencia que son las principales causas de que personas de todas las edades estén migrando de su país enfrentando muchos peligros en su camino.

Tal vez te interese:  Asilo: sigue este proceso para entrar o quedarte en USA

“No migramos para tener una vida mejor, migramos para sobrevivir”,dijo una una joven hondureña a Fore en la ciudad de Paujiles.

Por último la directora de UNICEF pide que los gobiernos centroamericanos que financien programas con el objetivo de que acaben con  la violencia e inviertan en la educación, “estos niños y jóvenes necesitan inversiones reales en educación, protección y otros servicios que puedan guiarles hacia un futuro más prometedor mientras que también se reducen las causas que les están llevando a huir”, explicó Fore.