Mira la primer imagen de la virgen que llegó a México hace 500 años

En 1575 la gente recurría a la Virgen de los Remedios en falta de lluvias y escasez. Durante años la imagen recorrió la Calzada México-Tacuba para proteger al pueblo de las terribles epidemias, inundaciones y temblores.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La arquidiócesis de Tlalnepantla, México, inició este 14 de febrero, el Año Jubilar que conmemora los 500 años de la llegada de la primera imagen de la Virgen a México, la virgen de los Remedios. La imagen de la Madre de Dios llegó a México entre las pertenencias del capitán Juan Rodríguez de Villafuerte, uno de los hombres que con Hernán Cortés arribaron a Cozumel en febrero de 1519.

La imagen estuvo presente  en la primera Misa celebrada en el territorio continental del actual México, el 17 de marzo de 1520, por el fraile mercedario Bartolomé Olmedo, en lo que días después se llamaría la villa de Santa María de la Victoria en el estado de Tabasco.

En esa celebración se bautizó a 20 indígenas, entre ellos Malintzin, a quien se puso por nombre Marina, conocida como “la Malinche”.

Tal vez te interese:  La única reliquia de la imagen original de la Virgen de Guadalupe fuera de México

Al llegar a Tenochtiltlán, a finales de 1519, Hernán Cortés ordenó a Rodríguez de Villafuerte que reemplazara el ídolo de Huitzilopochtli ( la principal deidad de los mexicas y que ante el que se realizaban sacrificios humanos) por la imagen de la Virgen de los Remedios.

La tradición narra que al desatarse la guerra entre españoles e indígenas, y tras la llamada “Noche Triste”, entre el 30 de junio y el 1 de julio de 1520, la imagen estuvo desaparecida durante 20 años. Durante la huida española, la imagen quedó escondida en un maguey y no fue encontrada hasta 1540 por el cacique indígena Juan de Águila.

Esta virgen está tallada en madera estofada, mide 27 centímetros de alto, y el niño que carga en su mano izquierda es de unos 6 centímetros. Fue facturada probablemente en Malinas, Bélgica, en los siglos XIV o XV, y es del tipo de imágenes que se acostumbraba llevar en la montura de los caballos.

Actualmente, está Virgen se encuentra en la basílica de Nuestra Señora de los Remedios, en Naucalpan, CDMX, perteneciente a la arquidiócesis de Tlalnepantla.

Con Información de ACI Prensa