fbpx
  Los Angeles CA  
  
 
contacto: +52 55 5211 5814
REDES
Trump viaja a la frontera sur y reitera que habría emergencia nacional
Voz de América | 10 de enero
Trump viaja a la frontera sur y reitera que podría declarar emergencia nacional

Por su parte, Nancy Pelosi dijo que Trump tendrá que responder a sus republicanos si declara una emergencia nacional para construir un muro en la frontera con México.

El presidente Donald Trump viaja el jueves a la frontera con México en otro esfuerzo por demostrar que existe una crisis en la zona y es preciso levantar el muro, un día después de que diera abrupto fin a una reunión con los demócratas y justo cuando el cierre parcial del gobierno entra en su día 20 sin que aparezcan soluciones a la vista.

Antes de partir hacia Texas, Trump reiteró a periodistas en la Casa Blanca que podría declarar una emergencia nacional si no consigue un acuerdo con los demócratas. Si concreta la medida en su esfuerzo por conseguir el dinero para el muro, probablemente generará desafíos en los tribunales en breve tiempo.

Antes de llegar a la frontera, el presidente estadounidense se refirió a la manera cómo los demócratas describieron su actitud durante la reunión que sostuvieron el miércoles y expresó que al escuchar la negativa a los fondos para el muro por parte de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, “me despedí cortésmente y me fui, ¡sin golpes!”, escribió el jueves en Twitter.

Trump exige cinco mil 700 millones de dólares para levantar el muro en la frontera sur y hacer frente a la inmigración ilegal y los demócratas se niegan a entregar esa cifra indicando que la seguridad fronteriza se puede alcanzar sin necesidad de esa estructura que catalogan de inefectiva y hasta inmoral.

Antes de partir a Texas, Trump reiteró el jueves 10 de enero de 2019 que está en el derecho de declarar la emergencia nacional en medio del cierre parcial del gobierno.

Está previsto que en su viaje el jueves a McAllen, Texas, Trump visite una comisaría de la patrulla de fronteras para participar en una mesa redonda sobre inmigración y seguridad fronteriza, y asistirá a una reunión informativa sobre seguridad en la zona.

Tal vez te interese:  Donald Trump Jr. compara a migrantes con animales enjaulados

McAllen está en el Valle del Río Grande, la zona de la frontera que registra más cruces ilegales a territorio estadounidense.

El presidente viajará a Texas con los dos senadores republicanos John Cornyn y Ted Cruz.

El jueves en la mañana, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, durante su conferencia de prensa semanal dijo que el presidente tendrá que responder a sus republicanos si declara una emergencia nacional para construir un muro en la frontera con México.

También, agregó: “ni siquiera sé si el presidente quiere el muro”, pues podría querer solo un debate y calificó que el presidente fue “poco presidencial” en la reunión del miércoles que “fue un arreglo para que él pudiera salir”.

En cuanto al tema de la frontera y el presupuesto, señaló que cree “que el presidente tendrá problemas en su lado del pasillo para explotar la situación de una manera que mejore su poder. Veamos lo que hace”.

Y enfatizó: “Sacando a los bebés de los brazos de sus padres (en la frontera), como madre de cinco hijos y abuela de nueve, me parece horrible”.

La demócrata también dijo, en su cuenta de Twitter que: “cuando los demócratas tomaron la mayoría, prometimos escuchar buenas ideas, de donde sea y de quien vengan. Es por eso que votamos para aprobar el lenguaje del Partido Republicano para reabrir el gobierno que el Senado ya aprobó. Pero todavía se niegan a tomar “sí” por una respuesta”.

El martes Trump se dirigió a la nación por televisión con un discurso que duró cerca de 10 minutos, en el que buscó conmover a los estadounidenses con su plan sobre el muro fronterizo, un tema esencial desde su campaña para llegar a la presidencia en 2016.

El cierre parcial de gobierno debido a la falta de un acuerdo sobre financiamiento, que comenzó el 22 de diciembre de 2018, mantiene interrumpida la operación de varias agencias federales mientras que unos 800 mil empleados no están recibiendo sus salarios.

En medio de un panorama marcado por desentendimiento entre el presidente y los demócratas que son mayoría en la Cámara de Representantes, el viaje a la frontera no despierta gran entusiasmo respecto a que una solución para abrir el gobierno pueda estar cerca.

El tono con el que finalizó la charla con los demócratas el miércoles deja claro que las posturas son diametralmente opuestas: “Acabo de salir de una reunión con Chuck y Nancy, una pérdida total de tiempo. Pregunté qué sucederá en 30 días si abro las cosas rápidamente, ¿aprobarán la seguridad fronteriza que incluye un muro o una barrera de acero? Nancy dijo, NO. Dije adiós, nada más funciona!”, escribió Trump en Twitter.

El propio Trump ha manifestado sus dudas respecto a que su aterrizaje en la frontera o lo que diga vaya a cambiar el parecer de los que se oponen a su plan.

Incluso, no ha descartado la posibilidad de declarar una emergencia nacional, según indicó el martes la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, quien expresó que “ciertamente aún es una opción, algo sobre la mesa. Es algo que estamos estudiando”, dijo Sanders.

Comentarios

comentarios