Aunque Guadalupe Plascencia, madre de cinco hijos, dijo a las autoridades que era ciudadana estos se burlaron en su cara y la ignoraron
Aunque Guadalupe Plascencia, madre de cinco hijos, dijo a las autoridades que era ciudadana estos se burlaron en su cara y la ignoraron

Guadalupe Plascencia es una ciudadana estadounidense de 61años que recibirá una compensación superior a los 50 mil dólares por parte de ICE y del Departamento del Alguacil de San Bernardino luego de que la arrestaran por ser una migrante indocumentada.

De acuerdo con la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), el Tribunal de Distrito en Riverside aprobó hoy una resolución para que el Condado de San Bernardino pague 35 mil dólares a Plascencia, mientras que el gobierno federal debe pagar otros 20 mil a la mujer de origen hispano.

Tal vez te interese:  Promete alcalde de Houston representar legalmente a migrantes indocumentados

Plascencia fue detenida el 29 de marzo de 2017 cuando fue al Departamento de Policía de Ontario, al este de Los Ángeles, a recoger algunos objetos recuperados por las autoridades tras un accidente.

En lugar de completar su objetivo, la mujer terminó tras las rejas por una orden de arresto con más de diez años de antigüedad.

El motivo de esta orden fue que Plascencia no cumplió con una citación de una corte para servir como testigo.

Tal vez te interese:  ICE detiene a 101 indocumentados durante operativo en Nueva Jersey

Durante el arresto, los oficiales del alguacil de San Bernardino notificaron al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) que la mujer se encontraba bajo su custodia, a pesar de que vieron la licencia de conducir de California y otra documentación que confirmaba su estancia legal en el país.

Aunque Plascencia aseguró que es ciudadana ningún oficial le creyó e incluso se burlaron de ella, describió la demanda presentada por ACLU.

Tal vez te interese:  ICE atrapa a 98 migrantes durante operativo en Texas y Oklahoma

El calvario de Plascencia, madre de cinco hijos y con una nieta de 16 años, terminó cuando un agente se comunicó con su hija, quien proporcionó el pasaporte de su madre a las autoridades.

El calvario de Placencia, madre de cinco hijos y con una nieta de 16 años, terminó cuando un agente se comunicó con su hija, quien proporcionó el pasaporte de su madre a las autoridades.

Con información de EFE

Comentarios

comentarios

- Publicidad -