Hoy es la fiesta de San Wenceslao de Bohemia

San Wenceslao fue un soberano checo que evangelizó a su pueblo, modificó el sistema judicial y redujo las condenas relativas a la pena capital o a la tortura.
Como gobernante, San Wenceslao siempre intentó llevar a su pueblo por el camino de la fe y la paz con Dios. Sin embargo, su hermano lo traicionó. Un texto de ACI Prensa.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Cada 28 de septiembre, la Iglesia Católica celebra a San Wenceslao. Este Santo fue un soberano checo que evangelizó a su pueblo, modificó el sistema judicial y redujo las condenas relativas a la pena capital o a la tortura.

Wenceslao fue hijo de Bratislao I de Bohemia y de Drahomir. Además, es nieto de Santa Ludimila, esposa del primer duque cristiano de Bohemia, quien se encargó de su educación y le enseñó a amar y servir a Dios.

De joven, el santo perdió a su padre tras una guerra y por ello su madre asumió el poder. Sin embargo, ella instauró una política anticristiana y secularista que convirtió al pueblo en un caos total.

Ante esta situación, su abuela trató de persuadir a Wenceslao para que asumiese el trono y proteja el cristianismo. Esto provocó que los nobles la asesinaran al considerarla una latente amenaza para sus intereses.

Tal vez te interese:  El diablo castiga con mucha bronca a México: Papa Francisco

Sin embargo, por desconocidas circunstancias, la reina fue expulsada del trono, y Wenceslao fue proclamado rey por la voluntad del pueblo.

Como primera medida, anunció que apoyaría decididamente a la Iglesia. Siempre gobernó con justicia y misericordia.

Por oscuros intereses políticos, su hermano Boleslao lo asesinó de una puñalada durante unas festividades.

El pueblo proclamó al rey Wenceslao como mártir de la fe, y pronto la Iglesia de San Vito -donde se encuentran sus restos- se convirtió en centro de peregrinaciones.

Tiempo después, fue proclamado como patrón del pueblo de Bohemia. Hoy su devoción es tan grande que se le profesa también como Patrono de Checoslovaquia.

Texto de ACI Prensa.