“Rosita”, la pequeña detenida por ‘la migra’ tras realizarse una operación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Rosa María Hernández, “Rosita”, tiene 10 años y este miércoles fue detenida por agentes de la Patrulla Fronteriza tras ser dada de alta de un hospital en Corpus Christi, Texas, donde fue sometida a una cirugía.

La menor, de origen mexicano y quien vive en calidad de ‘indocumentada’ en Estados Unidos, padece parálisis cerebral.

Casi desde su nacimiento “Rosita” ha vivido con su familia en Laredo, Texas; llegó a los tres años.

Su vida cambió esta semana, luego de que unos fuertes dolores la enviaran al Hospital Infantil Driscoll en Corpus Christi, para que fuera sometida a una cirugía de emergencia para extraerle la vesícula biliar

De cuerdo con la coordinadora de la Coalición de Inmigración de Texas, Priscilla Martínez, que aboga en nombre de la menor y su familia, la indicación la dio su médico en Laredo.

Al ser trasladada a Corpus Christi la madrugada del martes en un automóvil del hospital, la niña tuvo que pasar por un punto de revisión de la Patrulla Fronteriza, donde los agentes detectaron que no contaba con documentos

Aunque los agentes autorizaron que la menor continuara su camino, fue seguida por un par de elementos en un vehículo de la corporación.

La pequeña fue intervenida la mañana del martes y dada de alta el mediodía de este miércoles, mientras los agentes fronterizos mantenían la vigilancia en el Hospital.

Tal vez te interese:  VIDEO | Madre de menor asesinada por agentes de la patrulla fronteriza pide justicia

Tras ser dada de alta, los agentes asumieron la custodia de la menor y la trasladaron detenida al Baptist Children Home, un alberge para menores en San Antonio, Texas.

Sus padres no pudieron acompañarla debido a  su condición de indocumentados, pudieran acompañarla.

¡Apoya a Rosita!

Tras darse a conocer su caso, activistas, y otros grupos de derechos civiles se están movilizando. A través de Gofundme puedes donar dinero para apoyar al caso legal de Rosita.

Lo importante, dicen, es asegurar que la menor sea liberada y sobre todo evitar que sea deportada a México, pues por su condición de salud sería sumamente grave alejarla de sus padres y su tratamiento.

A través de la red también es posible firmar una petición para que la pequeña sea puesta en libertad, está dirigida a la Secretaria Interina del DHS, Elaine Duke. Si deseas apoyar da click AQUÍ.

Martínez informó que se alistan manifestaciones para esta tarde y noche ante el Hospital Driscoll en Corpus Christi, en Laredo y en San Antonio.