52° F

Los Angeles,
California
Tipo de cambio
Dolar:$19.64
Euro:€20.66
LOS ANGELES, CA  [simple-weather location="Los Angeles, Usa" days="2" night="yes" units="imperial" text_align="right" display="block" style="large-icons"]
08 de diciembre de 2022
CONTACTO: +52 55 5211 5814
REDES

AMLO en la Convención Bancaria

Recuerdo cuando, hace ya muchos años, visité a un entrañable amigo que hacía su especialidad médica en Lausana, Suiza. Él, su esposa y su pequeño primogénito llevaban 6 meses en aquellos lares.

Cuando nos encontramos, no hallaban cómo arrebatarme la palabra para saber de México, de su familia y de nuestros amigos.  Sufrían la distancia, extrañaban a su país y vivían la contradicción de gozar del “primer mundo” pero padecer la frialdad de sus habitantes.

– “¿Cómo se vive aquí?” – le pregunté.

– “Este lugar sería perfecto si estuvieran ustedes, mis amigos; si pudieras llegar a visitar a alguien sin cita previa; si hubiera tacos, tamales, tortas y mole, y si el otoño no fuera tan gris o el invierno tan frío” – me contestó sin dudarlo.

La anécdota viene a mi memoria porque en la Convención Bancaria que se celebra en este puerto acapulqueño, un tema recurrente fue la posibilidad de que Andrés Manuel López Obrador gane por fin la Presidencia de la República.

Y aquí va el símil con lo que les cuento al inicio de este texto:  cuando al presidente de la Asociación de Bancos de México se le cuestionó si el gremio financiero ve un riesgo con la eventual llegada de AMLO a Los Pinos, la respuesta fue políticamente correcta: “la banca trabaja con instituciones, y lo hará con quien gane las elecciones del 2018”.

Sin embargo, durante el resto de la convención los banqueros y las autoridades financieras no dejaron de hablar de los riesgos del populismo como salida fácil a los problemas actuales, ni de la importancia de mantener el modelo económico vigente, ni de la clave de que las reformas estructurales impulsadas por el gobierno del Presidente Peña maduren hasta lograr los resultados que se esperan de ella, ni de la estabilidad financiera como condición indispensable para que nos vaya bien y mejor.

Lo que quiero decir es que si bien el sector financiero manda señales de aproximación –inevitables- hacia quien encabeza todas las encuestas rumbo a las elecciones presidenciales, es inocultable la preocupación del gremio bancario, en el sentido de que se materialice el discurso antisistémico del único precandidato que tiene asegurada la impresión de su nombre y el de su partido, MORENA, en la boleta electoral del próximo año.

Como mi amigo que quería tacos al pastor en los Alpes suizos, los banqueros no tienen problema con López Obrador, siempre y cuando no de marcha atrás a la reforma energética o a la construcción ya en marcha del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, por poner sólo los dos primeros ejemplos que me vienen a la cabeza.

Tal vez te interese:  Francisco Toledo famoso artista oaxaqueño, fallece a los 79 años

Los hombres del dinero no tendrán problema si los pesos y contrapesos de las instituciones mexicanas funcionan para que no se desborde el gasto público y se descuide el equilibrio en las finanzas públicas.  Estarán felices si el populista llega al poder pero no impone esas soluciones fáciles que no serían otra cosa sino medidas populistas.

En fin.  Este país no será perfecto pero sí funcionará llegue quien llegue a la Presidencia de la República mientras no se sume a las fichas “anti-establishment” del Brexit, de la ultraderecha europea, de los pleitos de Donald Trump, o del desastre venezolano.

Incluso, una pregunta muy concreta al Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, durante su participación en esta reunión fue relativa a Venezuela, Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Es obvio que los banqueros seguían pensando en lo que pasaría si llegáramos a tener un escenario similar en nuestro país con AMLO. Y el canciller mexicano les adelantó que nuestro país impulsa con otras naciones de la OEA un exhorto para reestablecer la democracia venezolana.

Ya hablábamos del título de la 80ª Convención Bancaria 2017: “El dilema global: liberalismo vs populismo”. Eso lo resumió todo en este encuentro, más que carteras de crédito, morosidad, tasas de interés, Producto Interno Bruto o márgenes de intermediación.

En esta reunión de banqueros estuvo presente, sin estarlo, Andrés Manuel López Obrador y su Movimiento de Regeneración Nacional, porque es el candidato más adelantado, por no decir que el único, y porque los demás partidos definirán sus abanderados hasta que termine este año.

Sí. “Los banqueros trabajarán con quien gane en 2018”, como cabeceó el periódico La Jornada el jueves.  Pero “mantener la estabilidad económica es prioridad” (El Economista), mientras que “cuestionan populismo EPN y los banqueros” (El Financiero).

El dilema de esta convención bancaria (liberalismo vs populismo) es el que enfrentaremos los ciudadanos mexicanos en la urna electoral el próximo primer domingo de junio de 2018 (o a menos que AMLO nos engañe con la verdad).

Antes que eso ocurra, seguramente el Peje y sus adversarios ya definidos y en campaña vendrán a Acapulco el año que viene a presentarse frente a los banqueros.

Y después de eso, ¿qué habremos de hacer?  Simplemente acudir a votar en conciencia.

¿Y qué podemos esperar? Primero, que se respeten los resultados (no tengo duda de que así será), y que a México le vaya bien con su nuevo Presidente de la República, sea quien sea.