Jueces de Michigan, Los Ángeles y Virginia bloquean orden migratoria de Trump

Jueces de Michigan, Los Ángeles y Virginia bloquean orden migratoria de Trump
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Una juez federal de Michigan ha detenido la orden ejecutiva de Donald Trump de prohibir el acceso a los ciudadanos de siete países musulmanes a Estados Unidos.

La juez, de nombre Victoria Roberts, impidió que la orden se aplique a los residentes legales de Estados Unidos, específicamente a las personas que cuenten con una green card.

La demanda fue presentada por la Liga Árabe-Americana de Derechos Civiles, que argumentó que la prohibición de refugiados e inmigrantes era inconstitucional.

En California se sigue una batalla legal similar, donde el juez de distrito Andre Birotte, de Los Ángeles, ordenó que todos aquellos que ya habían recibido la autorización para resider legalmente en Estados Unidos, deberían ser aceptados en el país.

Birotte también dictaminó que las visas de inmigrante válidas no podían ser canceladas, incluyendo las emitidas de los siete países prohibidos: Siria, Irán, Irak, Yemen, Libia, Sudán y Somalia.

Asimismo, en Virginia, la juez federal Leonie Brinkema busca que su estado se una a la demanda que desafía la orden ejecutiva de Donald Trump.

Pero Leonie Brinkema y el Procurador General de Virginia, Mark Herring, van más allá y buscan que la demanda también protega a los inmigrantes que entren a Estados Unidos con visa de estudiante, de trabajo y en condición de refugiados.

Tal vez te interese:  ¿Qué significan los símbolos que porta San Judas Tadeo?

El juez Brinkema indicó que está dispuesto a considerar los casos de cualquier persona que haya emitido una visa y se le hubiera revocado.

Cabe recordad que en Nueva York un juez de Brooklyn extendió, este jueves, una orden de restricción temporal a la orden ejecutiva de Donald Trump al 21 de febrero.

La orden ejecutiva de Donald Trump, firmada el pasado viernes 27 de enero, llevó a los agentes de aduanas y fronteras de los Estados Unidos a detener inmediatamente a cualquier persona de dichos países que aterrizaran en Estados Unidos, provocando protestas masivas en todo el país.